#DCvPHI is this Saturday. That is all. http://t.co/FI7jzRc6Bq #DCU

D.C. pierde su opción de pelear un título este año

El United había puesto todas sus cartas en la Copa Abierta

WASHINGTON – Jugadores y cuerpo técnicodel D.C. United evidenciaron una total frustración después de la derrota 1-2sufrida ante el Columbus Crew para quedar eliminados en las semifinales de laCopa Abierta Lamar Hunt, en un partido que estuvieron dominando casi hasta elfinal del tiempo de regulación.

“Obviamente, es decepcionante esteresultado después de ir ganando el partido y aguantar con diez jugadores a lapoderosa ofensiva del Crew”, dijo el técnico interino Ben Olsen.

El United se fue arriba al minuto 13 conun penal del argentino Pablo Hernández, y de ahí en más salió a buscar másgoles para tratar de asegurar la victoria que les diera el pase a la final. Sinembargo, al minuto 59 se produjo una polémica acción con Danny O’Rourke delCrew en la que resultó expulsado Hernández, dejando a su equipo con diezjugadores sobre la cancha para proteger la mínima ventaja.

“El (O’Rourke) me pateó la barriga yqueriendo quitármelo de encima con los brazos creo que le pegué, pero no fueesa mi intención y no sé qué fue lo que interpretó el árbitro”, dijo undevastado Hernández en el vestuario capitalino.

El delantero sudamericano sacó la peorparte al recibir tarjeta roja, mientras que O’Rourke sólo vio el cartónamarillo, algo que sorprendió al jugador capitalino.

“Yo pensaba que la tarjeta (roja) erapara él”, dijo el argentino.

Hernández se convertía en ese momento enhéroe y villano de su club, al tener que abandonar el encuentro en el que élmismo había puesto en ventaja a su equipo.

“En ese momento pensé en el equipo porquecon un hombre menos tendrían que correr un poco más, y lo lamenté mucho porellos pero consciente de que mi intención no había sido perjudicar”, reiteró.“Son cosas del fútbol”.

A pesar de la diferencia numérica, elUnited jugó un partido muy intenso y buscando siempre avanzar en busca del gol,una actitud que para Hernández debió haber producido un mejor resultado.

“Es triste, muy triste porque se peleóhasta el final y cuando te empatan el juego al final y con un autogol es muydecepcionante”, afirmó Hernández, quien lamentó la derrota “porque habíamospuestos todas las esperanzas en esta Copa”.

Por su parte, el capitán Santino Quarantareconoció que “sabían que iba a ser un partido muy duro”, pero afirmó que suclub se llevó la peor parte en la acción en la que salió expulsado Hernández.“Además, hay que reconocer que una vez más no pudimos concretar nuestrasoportunidades de gol”.

La frustración era ciertamente eldenominador común en las caras de todos los jugadores capitalinos, quienesigualmente coincidieron en que “lo sucedido hoy es un reflejo de lo que ha sidonuestra temporada”, según comentó Devon McTavish.

“En este momento no es mucho lo quepodemos hacer. Hay que seguir trabajando, practicando y tratar de terminar latemporada lo mejor posible”.

Un sentir compartido por su compañeroMarc Burch, quien marcó el autogol que permitió al Crew ir al alargue yfinalmente ganar el partido.

“Tenemos que estar orgullosos de jugarpara este equipo y hay que finalizar de la mejor manera posible, porque todavíanadie sabe si el año que viene estará aquí”, advirtió Burch, consciente de que seguramente habrá cambios en 2011.