United y Philadelphia van por la supervivencia

Ambos clubes están urgidos de un triunfo

Pablo_Hernandez

Photo Credit: 
Getty Images

WASHINGTON- El D.C. United tendrá una nueva oportunidad de demostrar que todavía no está totalmente fuera de competencia en la temporada 2010, cuando enfrente al Philadelphia Union el domingo 22 a las 2 p.m. ET en su estadio RFK.


Con un récord de 3-14-3, 12 puntos y sólo trece goles registrados en 20 partidos, el plantel que dirige Ben Olsen se mantiene en el último lugar de la clasificación general de la liga, en una temporada muy irregular debido a las constantes lesiones, falta de concentración a la defensiva en los momentos cruciales de los partidos y principalmente a la falta de efectividad de sus principales delanteros.


La incorporación del montenegrino Branco Boskovic y el argentino Pablo Hernández no ha dado al DC la contundencia necesaria para marcar goles y tampoco las variantes ofensivas introducidas durante los primeros 18 partidos por el ex técnico, Curt Onalfo, y Olsen, en los últimos dos, tampoco han dado los resultados esperados.


Quizás el United tenga una motivación especial para vencer ante Philadelphia, que marcha antepenúltimo en la Conferencia Este, con un triunfo más que el DC, aunque una victoria no le permitiría a los capitalinos abandonar el sótano ya que el Union acumula 17 puntos gracias a su marca de 4-10-5.


Una victoria ante Philadelphia sería la primera para el DC sus últimos nueve partidos y en un período de casi dos meses y medio desde que el 10 de junio venció al Sounders en Seattle.


Otra motivación especial que los locales podrían tener es que enfrentarán al equipo que dirige el polaco Peter Nowak, el director técnico que le dio su última estrella en 2004, y en el que milita su ex mediocampista brasileño Fred, de buena actuación en DC en las tres temporadas previas a 2010.


El encuentro será el debut del Union en la capital de la nación y el segundo en la historia entre ambas franquicias, luego de que Philadelphia venciera al DC el 10 de abril en el Lincoln Field de Philadelphia con un “hat-trick” del francés Sebastian Le Toux, en el debut como local del club de expansión de la MLS en 2010.


Y si el DC se ha caracterizado por su falta de productividad, la plantilla de Nowak ha enviado a las redes nada más y nada menos que 23 balones, segundo en la división en ese departamento empatado con el Chicago Fire, solamente superados por el líder Columbus Crew. Una temible ofensiva que encabezan Le Toux, el congoleño Danny Mwanga, el venezolano Alejandro Moreno, el colombiano Roger Torres y el también ex DC United, Andrew Jacobson.


El encuentro será vital en las aspiraciones de ambos clubes de avanzar a la postemporada 2010 debido a que ambos han estado en las posiciones de abajo en la tabla clasificatoria, aunque no muy lejos del cuarto lugar que otorga el último boleto para la Liguilla.


Los capitalinos enfrentarán así al equipo que dirige Nowak, la única persona que se ha titulado como campeón de la MLS como técnico y jugador después de ganar el campeonato con Chicago FIRE en 1998 contribuyendo como mediocampista, y desde la banca del DC United en 2004.


En el partido contra su ex club, Nowak tendrá enfrente al equipo del ex jugador Ben Olsen, a quien dirigió tres años cuando este último lideraba el mediocampo del DC.


El electrizante primer juego entre ambas plantillas en Philadelphia y la cercanía entre ambas ciudades en la costa este del país, separadas por poco más de dos horas en auto por la autopista I-95, podrían ser indicativos del nacimiento de una nueva rivalidad geográfica en la liga.


“Nos quedan 10 partidos y vamos a seguir intentando la clasificación”, dijo Olsen, quien probablemente ponga una vez más en la cancha al joven hondureño Andy Najar, desde ya candidato a Novato del Año de la MLS, al igual que el goleador Mwanza, primera selección del Superdraft por parte del Union, quienes podrían darle un componente adicional de intensidad al partido.