Decepción en D.C. United, satisfacción en FC Dallas

En los vestuarios del RFK se vio las dos caras de la moneda

DC-DAL

Photo Credit: 
Getty Images

WASHINGTON- El técnico interino del D.C. United, Ben Olsen, afirmó que la derrota ante el FC Dallas obviamente les produce “una gran frustración” pero que no se van a dar por vencidos y seguirán intentando una eventual recuperación en los once encuentros que les quedan en la temporada regular.


Luego de un comienzo prometedor con varias llegadas que llevaron peligro a la portería visitante, los capitalinos casi que se fueron arriba al 34’ con una jugada individual en la que Danny Allsopp estuvo muy cerca de anotar por el DC, pero el cancerbero Kevin Hartman despejó el balón al salir para cerrar el ángulo al delantero australiano.


“Perdimos esa buena oportunidad y parece que nos desconcentramos”, dijo Olsen después del partido.


“Fue muy decepcionante”, agregó el ex mediocampista que dirigió su primer partido en la sede de su club en el estadio RFK.


Al regresar de los vestuarios con el 1-0, el United “esperaba un poco más de vida” pero luego vino un segundo gol de sus rivales que los dejó en una situación muy comprometida.


“Pero vamos a seguir intentándolo porque nos quedan once juegos”, estimó el estratega quien afirmó que sus jugadores “hicieron el esfuerzo por al menos empatar” después de que descontaran la ventaja con un autogol del defensa Jair Benítez.


“Queríamos recompensar a los aficionados que nunca dejaron de estimularnos pero el esfuerzo no nos alcanzó”, concluyó Olsen, cuyas palabras ciertamente resumieron la impresión general de un grupo de jugadores que sólo expresaban decepción y desconsuelo en el vestuario.


Pero en el vestuario visitante las cosas eran diametralmente opuestas. Música, camaradería y bromas entre los jugadores que se “entienden” indistintamente en español o en inglés, eran el denominador común de un camerino en el que los colombianos David Ferreira, Milton Rodríguez y hasta Jair Benítez, con todo y que marcó un autogol, fueron el centro de atención.


“Son jugadores que quieren demostrar lo que pueden hacer en este nivel y asegurar un puesto en los planes futuros de la organización”, comentó el veterano Hartman sobre los artilleros sudamericanos del club.


“Este equipo ha mantenido una buena actitud durante todo el año y es muy difícil de batir”, agregó


A su lado se encontraba Benítez quien se mostró satisfecho porque su club tiene casi tres meses sin perder.


“Es muy importante porque venimos jugando muy bien y esperemos que podamos mantener este nivel”, dijo el defensor colombiano, quien naturalmente se sintió muy mal cuando marcó en su propia puerta para que el DC se pusiera 2-1.


“Menos mal que al final conseguimos el tercer gol que nos dio esta tranquilidad al final del partido y sumamos en esta plaza donde hacía mucho tiempo que Dallas no ganaba y esperamos seguir así”, agregó.


Con su victoria, el plantel que dirige Schellas Hyndman llegó a ocho triunfos y 33 puntos, embalado hacia la clasificación a la Liguilla.


“Hay muy buenos jugadores, estamos compenetrados y lo importante es que sigamos todos con ese mismo nivel”, concluyó.


Mientras tanto, Ferreira se confundía entre sus compañeros quienes le festejaban su gol y asistencia que encaminó al equipo a la victoria. “Good, good, (bueno, bueno)”, decía el colombiano a todos sus compañeros que le saludaban.


“Fue un resultado positivo, estábamos conscientes de que el partido no iba a ser fácil pero también sabíamos que teníamos que aprovechar el momento que tenía el DC (no gana en la MLS desde el 10 de junio) y gracias a Dios se pudo conseguir el resultado que queríamos y nos vamos bastante felices”, dijo.


En relación al gran momento del equipo, el ariete sudamericano opinó que han “mejorado muchísimo y están muy bien”, de cara a la postemporada en la que aspirarían a su primer título de la Liga.


“Línea tras línea ha mejorado muchísimo, sabemos que falta para conseguir la clasificación pero estamos tranquilos y seguiremos con la misma humildad y la misma entrega en la cancha”, concluyó Ferreira.


El tridente colombiano del FC Dallas lo completa el también delantero Milton Rodríguez quien tuvo una asistencia de gol y confirmó con palabras el grato ambiente que reinaba en ese vestuario.


“Excelente, es un gran grupo de amigos, algo que me ha sorprendido desde que llegué, muy atentos a lo que uno necesite, se trabaja con mucha alegría y creo que esa es la clave de los resultados”, dijo para concluir Rodríguez.