Have a Beer on Us! On April 26, #DCU returns to #RFK and we're offering 1 ticket + 1 beer for $27: http://t.co/QZyZFg3Umo

D.C. United cae en Nueva Inglaterra

FOXBOROUGH, Mass. -- Siete fechas tuvo que esperar el New England Revolution para reencontarse con la victoria y, de no haber sido por la colaboración del árbitro Hilario Grajeda, quien le regaló un penal sobre el final, lo más probable es que su sequía de triunfos hubiera seguido la noche del sábado en el Estadio Gillette frente al D.C. United.Sin embargo, el silbante se compró el piscinazo de Taylor Twellman dentro del área, ante el asombro del injustamente castigado defensor Bryan Namoff, y Steve Ralston liquidó desde los 12 pasos para otorgar a los Revs la victoria 2-1.Aparte del controversial cobro de Grajeda, fue un muy buen partido que marcó el fin de la serie entre estas escuadras en la temporada regular 2009, serie que favoreció a Nueva Inglaterra, ya que consiguió un empate 1-1 el pasado 17 de abril en el Estadio RFK.En un combate lleno de enfrentamientos -con el balón y a veces con las manos-, los Revs y los capitalinos dejaron sentir su rivalidad temprano en el Gillette cuando en el minuto 36 el visitante asestó la primera estocada mediante el brasileño Fred, quien, desde las inmediaciones del área conectó un derechazo impecable que se coló en la escuadra del arquero Matt Reis, nada que hacer para impedir el 1-0 en contra.Pero como sucede a veces para el Revolution, el golpe capitalino intensificó la batalla al despertar su orgullo aplastado, dando lugar a varios coqueteos con la portería rival.De hecho, el tanto de la igualdad se comenzó a sentir cercano desde que inició el segundo tiempo, para concretarse con en el minuto 55 con un cabezazo de Shalrie Joseph.El polémico triunfo de Nueva Inglaterra llegó por la vía penal, ejecutado a la perfección por Ralston. Aunque no marcó el tanto, parece así que la sola presencia de Twellman en la cancha, el hombre fuerte de los Revs ante D.C, pareció funcionar mágicamente en su debut en esta temporada, en la que se había mantenido fuera por molestias en el cuello.De esta forma, la escuadra de Steve Nicol finalmente supo aprovechar la revancha y avanzó a 13 puntos, dando a su afición su primera alegría en mucho tiempo.Felicitas Baruch colabora con sus artículos en FutbolMLS.com.