#DCU always comes out swingin' when Philly is in town. Don't miss #DCvPHI on September 27: http://t.co/FI7jzRc6Bq pic.twitter.com/qrzWgHiMCk

Dos antiguos rivales frente a frente

Por mucho que llamen la atención los nuevos "clásicos" de la MLS -incluyendo el derbi de Los Ángeles entre el Galaxy y Chivas USA o el de Texas entre Houston Dynamo y FC Dallas, para nombrar algunos-, hay rivalidades que perduran en el tiempo, como D.C. United vs. New England Revolution.Estos equipos originales de la liga se conocen como pocos y han tenido batallas legendarias a lo largo de los últimos 13 años. Aunque con el tiempo se han ido cambiando los personajes, nada ha podido disminuir la intensidad de estos duelos que tienen un significado especial para los jugadores y sus resctivos hinchas.Esté lo que esté en juego, estos dos antiguos adversarios se dan con todo cada vez que se topan en una cancha de fútbol, sin darse jamás tregua. Como consecuencia, el primer encuentro del 2009 entre ambos no será la excepción a la regla.En total, capitalinos y revolucionarios se han enfrentado 50 veces, con 25 triunfos para el United, 18 celebraciones para Nueva Inglaterra y 7 empates. En el Estadio RFK, el escenario del compromiso del viernes, la serie favorece ampliamente a D.C., que suma 16 triunfos versus apenas 6 de los Revs.Obviamente, más allá del orgullo, hay tres puntos importantes en disputa para dos clubes que quieren mantenerse en la parte alta de la tabla.Uno de los tres equipos invictos de la liga (además de Chivas USA y Chicago Fire), el Revolution, actualmente con siete unidades en su haber, tuvo libre la semana pasada, aunque hace dos fechas superó en casa al FC Dallas por 2-1."Tuvimos un pequeño descanso, pero todos estamos listos para retomar el ritmo y entrar de lleno a la competencia", dijo el zaguero Darrius Barnes.Por su parte, el United (5 pts.) viene de sufrir su primera derrota de la temporada, tras caer 2-1 a manos del Real Salt Lake.Si bien los Revs parecieran tener la ventaja, por lo menos sicológicamente hablando, saben muy bien que no la tendrán fácil en el RFK."D.C. será una prueba difícil", pronosticó el portero Matt Reis. "(El RFK) es un lugar difícil, sobre todo por los fanáticos, que no se guardan nada".Según el técnico capitalino Tom Soehn, el ambiente en el estadio será aun mejor debido al contexto del partido."Es una gran rivalidad. Siempre hemos tenido grandes batallas con el Revolution", aseguró.