Jaime Moreno no regresa al fútbol

Problemas en directiva del Sport Boys Warnes trunca retorno a las canchas del emblema boliviano

En un mero anuncio quedará el regreso al fútbol del boliviano Jaime Moreno. Aunque a sus 37 años todavía conserva ese deseo, el legendario goleador volverá al cargo de entrenador de la Academia de D.C. United tras haber sido presentado en su país como fichaje estelar del Sport Boys Warnes, club convulsionado por la detención de su titular a raíz de supuestos hechos delictivos.

En el epílogo de sus vacaciones en su natal Santa Cruz, Moreno le contó a FutbolMLS.com que la propuesta de volver al fútbol activo le llegó a través de Mario Cronenbold, alcalde de la ciudad de Warnes y presidente del Sport Boys, que participa del torneo de la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF), una suerte de 2da Div. “Era un proyecto interesante, más que todo publicitario y de marketing, pero también tenía la ilusión de volver a jugar unos partidos aunque sea en Segunda”, explicó el emblema histórico del United.

-Se dio una situación complicada con la detención del presidente…

-[Interrumpe] Sí, cosa que por el momento estoy fuera de todo lo que es eso. No he jugado porque no han podido habilitarme y casualmente este fin de semana ya regreso a Estados Unidos para continuar mi trabajo en las Inferiores de D.C.

 “D.C. está apostando al futuro”

Más suelto y menos incómodo se percibe al boliviano al hablar de D.C. United. Sobre todo porque de a poco el conjunto capitalino se fue acomodando hasta lograr una posición expectante para entrar a los Playoffs luego de cuatro años. “Están haciendo lo mejor que se puede. Últimamente se ganaron partidos, están cerca de los Playoffs y eso es importante”, consideró Moreno.

-¿Ben Olsen era el indicado para darle una nueva identidad a D.C.?

-Seguro, porque representa mucho para D.C. Lo más difícil es que los jóvenes reciban bien tu mensaje como técnico. Cuando se apuesta tan drásticamente a la juventud y poca experiencia se está apostando al futuro y es como jugar a la ruleta, si te va bien vas a ser un héroe, sino vas a tener la excusa de decir que es un proceso. Han apostado a este cambio y veremos qué pasa.

-¿Cuánta responsabilidad tienes desde tu lugar en ese recambio?

-Es importante, porque cuando un chico está empezando siempre trata de imitar a alguien. Nosotros al haber sido parte de una liga nueva, seguro que hay jóvenes que han seguido la carrera de uno y querrán imitarnos. Ahora lo más difícil para mí es que la gente crea en lo que uno quiere demostrar.

-¿Qué es lo que más te costó en esa transición de jugador a entrenador?

-Entrenar todos los días, prepararse para los partidos, aunque tampoco ha sido tan difícil porque al estar con los chicos te llenan de esa energía que tienen y yo no he aceptado todavía el retiro.

-¿Crees que aún podrás jugar?

-[Piensa] Hace unos meses pensaba que ya no, pero ahora estuve entrenando un poco [en Sport Boys Warnes] y me di cuenta que todavía puedo. Para mí fue una motivación aparte el haber estado con ellos, hay cosas positivas que llenan ese vacío que uno siente. Tengo ganas de seguir jugando, pero va a depender mucho de lo que pase en el futuro...

“Nos olvidamos de que somos Bolivia”

En una gestión de 11 partidos dirigidos sin triunfos, el técnico de Bolivia, Gustavo Quinteros, acusó la ausencia de un goleador y la necesidad de mayor roce internacional. “Para mí más pasa porque nos hemos estancado en tener jugadores con experiencia local, pero sin la experiencia necesaria para jugar esa clase de partidos. Nuestro fútbol ha decaído bastante”, sentenció Moreno.

-¿Te llama la atención que Bolivia se haya mostrado mejor jugando de visita que de local?

-Todo el tiempo se ha hablado de la altura y pareciera que la altura nos hace daño a nosotros por los últimos resultados. Al mismo tiempo por ahí no ha convencido cómo se ha jugado. Se hizo un buen partido con Argentina en Copa América, pero de ahí hemos vuelto a caer en el pozo en que nos encontramos. Si esto es un proceso en el que la meta son las Eliminatorias, hay que creer y dejar trabajar al técnico.

-Marcelo Martins lleva un año sin goles con Bolivia. Como goleador, ¿lo entiendes?

-Es que como delantero eso te va a pasar. Marcelo tiene mucho futuro por delante, pero quizá nos olvidamos de que somos Bolivia. No tenemos 200 jugadores para escoger como Brasil y Argentina. Además, para Marcelo, es difícil entrar en una competencia, aunque estés en Europa, sin tener continuidad. Yo lo viví cuando alternaba en Inglaterra y eso dificulta sobre todo en la confianza.

-Pasan los años y se magnifica cada vez más a la generación de 1994. ¿Eso qué te genera?

-Eso es lo mejor que hemos tenido. Por ahí no es justo para los nuevos jugadores seguir hablando del equipo que jugó el Mundial ’94, pero en las exhibiciones entendimos que la gente necesita ver ese fútbol de antes. Aunque estemos más viejos, a la gente le gusta y cuando no tenés muchas cosas lindas, es bonito recordar esos momentos.

- ¿Cómo ves a Marco Etcheverry como técnico de la Sub-15 de Bolivia?

-Como cualquier persona cuando comienza una nueva carrera, tiene un desafío aparte y la afronta con ilusión, sobre todo porque estamos en una situación muy crítica del futbol boliviano y él siempre quiere ayudar para mejorar. Sabemos la capacidad de Marco y esperemos que pueda enseñarles a los chicos todo lo que aprendió en el fútbol.

-¿Son los ex mundialistas del ’94 los únicos que pueden cambiar al fútbol boliviano?

-Seguro, porque hay dirigentes que nunca han jugado al fútbol y están ahí... Ellos no entienden la verdadera necesidad del futbolista y seguimos estancados en los mismos problemas.