#DCU always comes out swingin' when Philly is in town. Don't miss #DCvPHI on September 27: http://t.co/FI7jzRc6Bq pic.twitter.com/qrzWgHiMCk

Chaparrón de goles de Kansas City al United

Wizards vapulearon a D.C. por un 4-0 inapelable

KANSAS CITY -- En una noche fría y lluviosa, los Wizards se dieron un festín frente a 10.385 aficionados en el CommunityAmerica Ballpark con una goleada 4-0 sobre el D.C. United en la jornada inaugural de la temporada 2010.


El elenco hechicero no tuvo piedad con los capitalinos, ni menos con su técnico Curt Onalfo, quien tuvo un regreso poco feliz a Kansas City, donde había sido el entrenador entre el 2007 y 2009.


Pese al marcador final, fueron los visitantes los que dieron el primer aviso apenas al minuto tres con un peligroso disparo del boliviano Jaime Moreno que exigió una gran atajada del portero debutante Jimmy Nielsen.


A partir de ese momento, sin embargo, el partido se convirtió en un monólogo de los dueños de casa, primero con un remate de Davy Arnaud que probó los reflejos de Troy Perkins.


Pero a este último la suerte no le duraría mucho, pues al minuto 8 el recién adquirido Ryan Smith mandó un zapatazo que el portero sólo controló a medias, dejando el rebote para que Kei Kamara empujara el balón al fondo de la red para el 1-0 parcial.


A los 34’, Stéphane  Auvray habilitó a Ryan Smith en las inmediaciones del área, donde el volante inglés apiló rivales y tocó para Arnaud, quien batió cruzado y por abajo a Perkins, 2-0.


Ya en la segunda mitad, el equipo dirigido por Peter Vermes salió con la intención de abultar el marcador, y nueve minutos después de la reanudación Smith se inscribiría con su primer gol en la MLS al aprovechar una serie de rebotes para clavar el tercer tanto hechicero.


Las cosas fueron de mal a peor para el United cuando una mano de Dejan Jakovic dentro del área le permitió a Jack Jewsbury sentenciar desde los 12 pasos y poner el 4-0 defintivo que cerró una noche redonda para Kansas City, que a esas alturas ni sintió los efectos del frío y la lluvia. En cambio, los capitalinos seguramente no olvidarán pronto su malograda visita a la Ciudad de las Fuentes.