Jugadores del D.C. United alimentan la confianza

WASHINGTON, D.C. -- Los jugadores del D.C. United salieron a enfrentar a los Kansas City Wizards, en el primero de sus cinco partidos consecutivos en el Estadio RFK, bajo la incógnita de si serían capaces de acumular los puntos suficientes que les aseguren el pase a la Liguilla.La tarea no era fácil, y mucho menos ante una plantilla hechicera necesitada urgentemente de triunfos y que le enredó el partido al punto de que la diferencia fue de apenas 1-0 a favor del DC con gol de Luciano Emilio."Fue un gol muy difícil pero creo que fue muy importante para nosotros lograr los tres puntos y ahora vamos a tener más confianza de cara a los próximos partidos", dijo el brasileño, quien marcó su noveno gol de la campaña para batir a los Wizards."Creo que el triunfo nos va a poner a jugar con más mente fresca y mayor claridad en todos los sectores del terreno para sumar los triunfos que necesitamos", agregó.A su lado, Christian Gómez, vivía emociones encontradas, tranquilidad por el triunfo de su club pero a la vez "rabia" por su salida del juego después del descanso."Creo que no estábamos bien atrás porque ellos nos crearon muchas situaciones de gol y nos ganaban muchos balones en la mitad de la cancha. Tuvimos suerte que ellos no marcaron y nosotros en la que llegamos sí lo hicimos y pudimos salir airosos del partido", analizó el armador argentino, quien dio paso a Ben Olsen para la segunda fracción."La verdad es que me sentí mal porque uno nunca quiere salir. El técnico me dijo que necesitaba meter más gente en la mitad de la cancha y de cuidar el resultado y por eso fue la sustitución", relató Gómez.Fueron tres puntos muy valiosos en la búsqueda de la clasificación, pero el equipo no puede descuidarse porque todavía cualquier cosa puede pasar, sobretodo por la inconsistencia que ha mostrado durante toda la campaña."La verdad es que hoy fue un partido en el que tuvimos un poco de suerte a la hora de ganar porque ellos hicieron méritos también como para hacer un gol. Lo importante es que la suerte nos está cambiando porque antes nos llegaban y nos convertían al final", recordó Gómez, en clara alusión a los partidos en que su club perdió o empató en los últimos minutos de la etapa reglamentaria e inclusive en los descuentos.Al otro lado del vestuario se vestía el novato costarricense Rodney Wallace, quien coincidió con Gómez al señalar que "necesitábamos esos puntos para avanzar en la tabla y lo logramos", sin dejar de reconocer que el equipo todavía "tiene que mejorar".Por su parte, el mediocampista de contención Clyde Simms destacó que "fue un gran triunfo" porque pone al equipo de nuevo en la carrera por los playoffs."Dijimos que íbamos a encargarnos de las cosas aquí en casa y hoy lo comenzamos a cumplir", recordó el solvente jugador que ha sido usado también por el técnico Tom Soehn en la línea final.Es cierto que el United no las ha tenido todas consigo en la actual temporada, pero Simms considera que llegó la hora de "poner nuestra confianza en un punto bien elevado y así mismo lleguemos a los playoffs".En el vestuario hechicero, Claudio López fue el último en salir y al hacerlo mostró un fuerte golpe en su pie izquierdo. "Creo que empezamos muy bien en el primer tiempo y creamos muchas situaciones de gol pero no pudimos anotar y ellos en un tiro de esquina aprovecharon y nos marcaron ese gol", comentó "El Piojo"."Luego del gol de Emilio, el D.C. United se plantó mejor en la mitad de la cancha y se nos complicó a nosotros el crear más fútbol, y al no encontrar la forma, terminamos perdiendo", concluyó el argentino.Miguel Guilarte fue editor de deportes de El Tiempo Latino de Washington. Actualmente es columnista de esa publicación, redactor de la revista D.C. United Extra y colabora con sus artículos en FutbolMLS.com.