The East is ours for the taking. Be here on Friday for #DCvSKC: http://t.co/dRh3rjTMjB #DCU

Regreso triunfal de Quaranta a la selección

En el mundo del fútbol se ve de todo. Hay días en que 80 mil personas se reúnen para ver la presentación de un jugador, hay jóvenes que en pequeñas salas de prensa dan sus primeras palabras como profesionales y hay otros más que cuando firman un contrato con un equipo creen que ningún día podrá ser mejor que ese. Posibilidades en el fútbol hay mil, pero jugadores que tienen una segunda oportunidad de vida hay pocos, por eso, para Santino Quaranta, la felicidad más grande de su vida no fue convertirse en profesional, sino volver a serlo.Como la más elegante ave fénix, el D.C. United y toda la MLS ha presenciado la renacer de un joven jugador que muchos dieron por perdido y sin esperanzas de regresar a ser una persona de bien. Sin embargo, el joven y talentoso Quaranta, ha demostrado que cuando se quiere algo de corazón simplemente hay que luchar para obtenerlo a cualquier costo. Los esfuerzos y el arduo trabajo del oriundo de Baltimore han dado un nuevo fruto, pues después de retomar la disciplina del United tras sus problemas de drogadicción, Quaranta regresa este miércoles a la selección nacional de Estados Unidos enfrentando a Honduras por la Copa Oro. El Estadio RFK será testigo de este duelo entre naciones que como siempre lo darán todo para ofrecer un excelente espectáculo, sin embargo, en lo personal, será un día especial para Quaranta que no se sentirá como un extraño en tierras lejanas, pues jugará en un campo que lo ha visto crecer como persona y como futbolista cada vez que el D.C. United salta a la cancha. Cuatro años (2005) pasaron desde la última vez que Quaranta vistió la elástica norteamericana, en aquella ocasión también representó a su país en la Copa Oro en la que su asistencia en el partido contra México le dio una victoria importante a Estados Unidos por 2-0. Atrás quedaron esos oscuros días en los que parecía que Quaranta no íba a regresar al fútbol, pero si hay algo cierto en la vida es que la juventud tiene una fuerza inagotable para superarse y renacer, por eso, el miércoles, cuando los 24 años de Santino salten a la cancha del RFK, una nueva página de su vida estará escribiéndose. Y una cosa cierta de Quaranta es que no desaprovecha las segundas oportunidades, prueba de ello es su increíble desempeño en la temporada 2008, pues una vez superó sus problemas personales, el mediocampista saltó con toda la fuerza y coraje a defender los colores del United logrando una increíble cifra de 27 partidos jugados, 23 como titular, 1963 minutos de juego y cinco goles. En la actual campaña, Quaranta es el líder del United con seis asistencias y dos goles en 13 partidos jugados.“Cuando recibí la convocatoria no podía creerlo, no pensé que fuera a volver a jugar en la selección, pero es algo realmente significativo para mí, es muy gratificante ver que mi esfuerzo y profesionalismo están dando más frutos, en lo personal, esto es una de las mejores cosas que me ha pasado desde mi regreso al fútbol hace dos años”, comenta con ilusión Quaranta, que hasta el momento lleva 11 apariciones con la selección de mayores en su carrera.“Estoy muy feliz de regresar a la selección y más aún jugando en el estadio RFK, ponerse la camiseta de Estados Unidos es un honor y veo con mucha ilusión este regreso a la selección en la que están los mejores, por eso daré todo de mí para que el técnico me vea como una opción para el mundial”, concluye Santino, quien sin duda sabe de lo que habla, pues se encontrará con viejos conocidos de él y del United como Freddy Adu (Monaco AS) o el arquero Troy Perkins (Valerenga IF Noruega), jugadores que estarán más que satisfechos de volver al RFK y ver a un viejo amigo defendiendo los colores patrios. Quaranta se ha convertido en una inspiración para muchos, es un ejemplo para todos aquellos que creen que la vida no da segundas oportunidades, él es un guía que muestra que en la juventud se comenten errores, pero que siempre es posible dejarlos atrás y revivir. Seguramente Valentino y Olivia, sus hijos, algún día sabrán que su padre alguna vez cometió errores grandes, pero que logró demostrar que nunca hay un partido perdido y que a la droga se le puede hacer una gambeta y sacarla de taquito. La vida de Quaranta ha vuelto a su cauce y después de la oscuridad ha llegado el momento de brillar para este joven jugador, que este miércoles contra Honduras brillará como la perla más fina y saldrá al campo a demostrar que está listo para ganarle a todos los obstáculos que se le presenten.