The East is ours for the taking. Be here on Friday for #DCvSKC: http://t.co/dRh3rjTMjB #DCU

Segundo baño de agua fría para el United

WASHINGTON, D.C. -- Luciano Emilio tuvo emociones encontradas luego del 1-1 entre D.C. United y Chicago Fire en el Estadio RFK, al marcar el gol de su equipo al minuto siete de juego para después ver esfumada la ventaja, y los tres puntos, en la segunda fracción.El elenco capitalino tuvo un comienzo promisorio cuando desde el pitazo inicial presionó a la defensa rival y recogió frutos tempranamente por intermedio del brasileño, aunque, al igual que en la jornada inaugural frente al Galaxy, se dejaría empatar."Tuvimos mayor posesión del balón después del gol y ganamos más confianza para jugar, algo que nos resultó en un muy buen primer tiempo", analizó Emilio tras el cotejo.Sin embargo, según el propio atacante, la historia fue otra en el complemento."Creo que fue merecido (el resultado) por lo que ellos (Chicago) hicieron en el segundo tiempo. tuvieron mayor posesión y lograron méritos para empatar".De esta forma, D.C. United ha igualado sus dos primeros partidos de la temporada ante el Galaxy 2-2 y Chicago 1-1, dos encuentros en los que estuvo encima en el marcador pero fue incapaz de preservar sendas ventajas."Esto no es bueno para un equipo que aspira a estar en la pelea", reconoció el brasileño, pero a la vez prometió que el equipo "trabajará más fuerte" la semana que viene para ganar el primero de la campaña emelesera.Al lado de Emilia se vestía el costarricense Rodney Wallace, quien también reconoció que no ha sido un inicio de temporada ideal para el United."No hemos podido conseguir los puntos suficientes para arrancar de acuerdo al potencial del equipo que tenemos", vaticinó el joven de Maryland, seleccionado por los capitalinos en el reciente SuperDraft de la MLS."Es un gran club", dijo el tico sobre Chicago, apurado antes de tomar una ducha y salir al encuentro de muchos amigos y familiares que llegaron al Estadio RFK a ver su primer partido en casa con los colores del "Black & Red".Entre esa multitud también se veían pancartas que dieron la bienvenida de regreso a Christian Gómez, quien regresó a D.C. luego de una pasantía el año pasado por Colorado."Me sentí bien ante este público aunque triste porque no pudimos mantener la ventaja para sacar un buen resultado", dijo el volante argentino."Nos dormimos por cinco minutos y Chicago logró el empate", se lamentó.Mientras, en el vestuario de Chicago se palpaba una sensación de conformismo con el empate con sabor a victoria.Cuauhtémoc Blanco, quien entró como suplente en la segunda fracción, no estuvo disponible para hablar con los medios, dejando a los reporteros de la capital con las ganas de oír de sus labios sus intenciones de dejar al Fire cuando termine la temporada 2009.Quien sí dio la cara fue el guatemalteco Marco Pappa, explicando que se siente "muy a gusto con Chicago Fire y esta liga. Vengo creciendo en el fútbol y a medida que gane más experiencia, creo que me irá mejor", aseguró el chapín, quien también se refirió al nivel de su rival del sábado."El United es un gran equipo que trabajó muy bien el partido pero nosotros también le pusimos y al final nos llevamos un punto".Miguel Guilarte colabora con sus artículos en FutbolMLS.com